Plaza Huemul

Aquí, en medio de las fábricas y talleres, en las grandes calles y  avenidas, al lado de magníficas construcciones de la ciudad, podrá el obrero hallar el hogar apacible, abrigado que asegura la vida y la felicidad de las familias. Barros Borgoño, Director de la Caja de Crédito Hipotecario, 1911.

 

La Población Huemul es un verdadero oasis dentro de la ciudad de Santiago. Se emplazó en medio de un sector industrial donde se encontraban la fábrica de cartuchos y artificios del ejército, la fábrica de vidrios y una refinería de azúcar.

 

Corresponde a uno de los primeros ensayos nacido tras la Ley de Habitaciones Obreras de 1906, que fomentó la construcción de viviendas higiénicas y baratas para los sectores populares. El proyecto fue promovido por la Caja de Crédito Hipotecario.

 

Su primera etapa se inauguró el 15 de septiembre de 1911 con presencia del presidente de la República, Ramón Barros Luco. La obra, que finalizó en 1918, estuvo a cargo del connotado arquitecto nacional Ricardo Larraín Bravo. Destacó por ser uno de los primeros proyectos habitacionales que contempló todos los servicios básicos para sus residentes en el mismo conjunto.

 

Entre ellos una plaza pública, un teatro, un banco y escuelas, lugares que perduran hasta hoy. A su vez, se edificó una sección de beneficencia en torno a la plaza Elías Fernández  Albano, la que contó con un asilo maternal, una Gota de Leche, un hospital de niños, una iglesia y un conventillo para solteros.

 

La mayoría han desaparecido de la fisonomía del barrio. Se edificaron 15 tipos de casas,  siendo pioneras en la utilización de bloques de cemento, planchas de zinc y clavos triangulares fabricados en el Reino Unido

 

Las palmeras que aún otorgan sombra al barrio  fueron traídas directamente desde las islas Canarias.

 

A nivel legal cuenta con protección patrimonial como Zona de Conservación Histórica y recientemente fue declarada Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales. Algunas construcciones que destacan en el barrio son el Teatro y Sala de

 

Conferencias, inmueble construido entre 1914 y 1917. que cuenta con tres niveles, es de estilo victoriano, y fue concebido además como biblioteca y espacio de reunión para la comunidad. 

 

Este lugar es conocido como el “Teatro Municipal Chico” y es parte de la memoria colectiva de la ciudad, pues fue locación de la Campaña del No en 1988. Enfrente se ubica la antigua Caja de Ahorros, lugar donde los pobladores cancelaban las respectivas cuotas de las viviendas.

 

En la calle Waldo Silva está la casa que fuera residencia de Gabriela Mistral. En ella vivió esporádicamente la poetisa desde el año 1922, mientras trabajó como  directora del Liceo Teresa Prat, para luego venderla en 1941, al ser designada cónsul en Niza.

 

Otro inmueble que destaca es el conocido Caserón Colonial, edificación anterior a la construcción de la población y que es testimonio del pasado agrícola de la zona. Durante algún tiempo se utilizó como biblioteca llamada Belarmino Severín.

 

En marzo del 2016, el barrio Huemul fue declarado Zona Típica por los valores históricos, arquitectónicos y urbanos que configuran su identidad. Además, el Teatro Huemul, construido entre 1914 y 1917, fue promulgado Monumento Histórico.